“He decidido volver casarme porque no me siento aún maduro para la continencia y el celibato. Deseaba una mujer que no se avergonzase de verme coger los pinceles y, por decirle toda la verdad, amo demasiado la libertad como para perderla a cambio de los besos de una mujer mayor…”

Peter Paul Rubens, Siegen 1577- Amberes 1640